Blogia
YSonidos

Ya es una realidad: NO PROMISES, Carla Bruni (2007)

"No Promises", el segundo álbum de Carla Bruni.

carátula del álbum No Promises Comenzar el año con un nuevo álbum de CARLA BRUNI es como despertar con una compañera que sigue igual de hermosa por la mañana. Es como que el día va a ser especial. Comenzar un nuevo año escuchando nuevas canciones de esa voz que compite en belleza con su rostro es lo máximo. ¡Es linda la Carla! Quizás lo que más me sorprendió fue la ausencia de canciones en francés. Esta vez la ítalo-francesa optó por musicalizar poemas de notables autores anglos (el irlandés William Butler Yeats; el inglés nacionalizado estadounidense Wystan Hugh Auden; los también ingleses Christina Rossetti y Walter de la Mare; y las estadounidenses Dot Parker y Emily Dickinson), lo que cortó las expectativas que tenía de continuar mi romance con la sensual pronunciación del francés por parte de la chicas galas. Y en esto la Bruni la lleva. Cuando Carla canta, no es necesario verla modelando ni nada. Su voz llena todo el imaginario del erotismo musical.

"NO PROMISES" confirma entonces esa sentencia que tan bien se ganó con “Quelqu’un m’a dit ”: no hay nada más admirable que un ser bello dotado de talento artístico e inteligencia. ¿No es admirable acaso Brad Pitt, que es un tipo bello (sí, qué tanto, es así), pero que además actúa de manera extraordinaria?

foto de Carla BruniEn este nuevo álbum, la ex estudiante de arquitectura confirma un estilo de canción íntima, con arreglos básicos, de escaso apoyo a lo que su guitarra acústica y la típica segunda guitarra de fondo brindan como base. Es tan así, que aquí un par de arpegios de guitarra eléctrica muy en segundo plano (“Before the world was made”, “Promises like pie-crust”) rememoran demasiado al folk estadounidense, lo que parece un tanto fuera de lugar. De hecho, si no es por su voz, “I felt my life with both my hands”, parece que no fuera una canción de ella: mucha eléctrica, mucha batería.

Ahora bien, donde la percusión pop y el acompañamiento están en el punto preciso es en la muy LouReediana “If you were coming in the fall”, mi favorita. Aquí Carla Bruni juega con la letra, dialoga, ironiza. La misma tendencia que exhibe en el promocional “Those dancing days are gone”, otra canción con espíritu juguetón.

Ves
THOSE DANCING DAYS ARE GONE

No Promises (track 1)

Poema del irlandés William Butler Yeats (1865-1939)

Come, let me sing into your ear;
Those dancing days are gone,
All that silk and satin gear;
Crouch upon a stone,
Wrapping that foul body up
In as foul a rag:
I carry the sun in a golden cup.
The moon in a silver bag.
(I carry the sun in a golden cup.
The moon in a silver bag.
)

Curse as you may I sing it through;
What matter if the knave
That the most could pleasure you,
The children that he gave,
Are somewhere sleeping like a top
Under a marble flag?
I carry the sun in a golden cup.
The moon in a silver bag.
(I carry the sun in a golden cup.
The moon in a silver bag.
)

(Come, let me sing into your ear;)
I thought it out this very day.
Noon upon the clock,
(All that silk and satin gear;)
A man may put pretence away
Who leans upon a stick,
May sing, and sing until he drop,
Whether to maid or hag:
I carry the sun in a golden cup,
The moon in a silver bag.
(I carry the sun in a golden cup.
The moon in a silver bag.
)

(Come, let me sing into your ear;
Those dancing days are gone...

All that silk and satin gear;
Crouch upon a stone...

Wrapping that foul body up
In as foul a rag...

I carry the sun in a golden cup.
The moon in a silver bag
).


Uno de los momentos típicamente Bruni lo aportan “I went to heaven”, “Ballade at thirty-five” y “Afternoon”, que rememoran a canciones del CD anterior como “Tout le monde”, “La noyée” y “Le ciel dans une chambre”.

foto de Carla BruniComo juicio inmediato y muy preliminar, me quedo con el disco anterior. Sin embargo, este es un buen trabajo, una entrega de más variedad para ese estilo cachondo-poético que tanto atrae a hombres y mujeres. Aunque no deja de llamarme la atención esta tendencia de los europeos a cantar cada vez más en inglés. Sí, que el idioma universal, que así nos entendemos todos, que blablablá. Pero en el camino, dejan de lado sus marcas registradas tan bellas, sus idiomas, ¡sus pronunciaciones!, sus estilos, sus sonidos. Por ejemplo, Keren Ann ya grabó en inglés en “Nolita” (incluso se fue a vivir a EU). Ahora lo hace Carla Bruni. Por años lo han hecho los alemanes, los suecos y los escandinavos. Está bien: hay que abrir mercados, pero que eso no signifique dejar de lado el sonido propio. Matizar no vendría mal. Creo que la tentación del dinero es tan grande que parecen olvidar todo el encanto cultural europeo. Como dice Bosé: "de qué me hablas chica... pero qué libertad, qué clase de cultura... pero qué presidente ni qué rascacielos, pero qué coño dices". Pareciera que muchas chicas quieren ser Norah Jones, pero nadie les dice que Norah hay una sola y que ellas con sus estilos son tanto o más originales. No es lo mismo Carla Bruni cantándote al oído en francés que en inglés, eso está claro.

foto de los ojos de Carla Bruni

Pero de igual modo… ¡qui jolie, qui belle est Carla!

Ves
IF YOU WERE COMING IN THE FALL

No Promises (track 7)

por Denis Leyton


más información en
Sitio Web Oficial de Carla Bruni
Carla Bruni en MySpace

comparte este artículo

del.icio.us Add to Technorati Favorites Add To Google BookmarksAgregar esta página a Mister Wong Yahoo! My Web Votar


.
.
.
|
.
.

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres